Ir al contenido
Información > Deportes y juegos

Music 360: Los estadounidenses hacen de la música su principal opción de entretenimiento

2 minutos de lectura | Octubre de 2014

En un mundo mediático fragmentado en el que la tecnología está remodelando los hábitos de consumo, la música sigue siendo la banda sonora de nuestra vida cotidiana. Según Music 360 2014, el tercer estudio anual en profundidad de Nielsen sobre los gustos, hábitos y preferencias de los oyentes de música en Estados Unidos, el 93% de la población del país escucha música y pasa más de 25 horas a la semana sintonizando sus canciones favoritas. 

Para cientos de millones de estadounidenses, esto significa que la música es su principal forma de entretenimiento. Al ser encuestados sobre sus actividades en el último año, el 75% de los encuestados dijeron que elegían activamente escuchar música, incluso por delante de ver la televisión, con un 73%.

Una de las razones por las que la música impregna gran parte de nuestras rutinas diarias es que se entreteje en nuestras vidas durante todos los momentos del día. Casi una cuarta parte de las escuchas de música se producen cuando estamos al volante, y escuchar música en el trabajo o en las tareas domésticas supone un 15% del tiempo semanal que pasamos con la música.

La radio es la principal plataforma de consumo de música, ya que el 59% de los oyentes utilizan una combinación de transmisiones de radio AM/FM u online para sintonizar sus artistas y grupos favoritos cada semana. Otras plataformas populares son las bibliotecas musicales individuales de los consumidores (48%), los servicios de música en streaming a la carta como Spotify, YouTube o Vevo (41%) y los servicios de música en streaming comisariados como Pandora o iTunes Radio (36%). Estas nuevas tecnologías también favorecen la venta de música. Entre los consumidores de música digital que escuchan en línea o a través de un dispositivo móvil, el 18% ha comprado una canción mientras la transmitía.

Los teléfonos inteligentes son el tercer dispositivo más utilizado para escuchar música, por detrás de las radios y los ordenadores, pero su efecto en la escucha de música es cada vez mayor. Los teléfonos inteligentes permiten a los consumidores acceder a la música en sus condiciones y en la palma de la mano, y más de 7 de cada 10 estadounidenses poseen ya uno. Este crecimiento también afecta a las ventas de música; el 39% de los propietarios de smartphones compraron música en un dispositivo de este tipo en 2014, frente al 34% de hace un año.

Este es el primero de una serie de artículos sobre los hábitos musicales de los consumidores en Estados Unidos.