Ir al contenido
Información > Medios de comunicación

¿Para nosotros por nosotros? El atractivo de los contenidos negros

4 minutos de lectura | Febrero de 2017

Desde la música hasta el cine, la moda y el arte, los afroamericanos han desempeñado durante mucho tiempo un papel importante en la configuración de la cultura popular en Estados Unidos, y esa influencia sigue siendo fuerte. De hecho, el 73% de los blancos no hispanos y el 67% de los hispanos creen que los afroamericanos influyen en la cultura general. Y este efecto es claramente visible en la actual temporada televisiva. Según un reciente análisis de Nielsen sobre la audiencia de la televisión, varios programas con un elenco predominantemente negro o un argumento principal centrado en un personaje negro están atrayendo a un número considerable de espectadores no negros.

Aunque no es la primera vez en la historia que un programa de televisión con un protagonista negro atrae a un público no negro -pensemos en "The Jeffersons", "Sanford and Son" y "The Cosby Show"-, lo inusual ahora es el gran número de programas de este tipo que tienen un atractivo transcultural.

Si miramos la temporada televisiva 2016-2017, destacan varios programas:

  • Con un 89% de telespectadores no negros, "This Is Us", la comedia dramática de la NBC nominada a los Globos de Oro, incluye a Sterling K. Brown en el papel de un empresario negro criado por padres blancos y aborda temas como la drogadicción, el racismo, la homosexualidad, el alcoholismo, la adopción, la obesidad y el cáncer.
  • La exitosa comedia de ABC "Black-ish" sigue a un padre y marido (Anthony Anderson) que intenta crear un sentido de identidad cultural negra para su acomodada familia de cuatro miembros y tiene un 79% de espectadores no negros. Tracee Ellis Ross, que interpreta a su esposa, ganó el Globo de Oro a la mejor actriz de serie de comedia por su papel.
  • Tres cuartas partes de los espectadores no son de raza negra en "Secretos y mentiras", el drama criminal de la ABC que gira en torno al heredero birracial (Michael Ealy) de una empresa de valores de Charlotte, N.C., y el asesinato de su esposa.
  • How to Get Away with Murder", de la cadena ABC, es el exitoso drama de Shonda Rhimes protagonizado por la ganadora del Oscar Viola Davis en el papel de una profesora de defensa criminal que se ve envuelta en una trama de asesinato. El 69% de los espectadores de la serie no son de raza negra.
  • El 68%* de los espectadores no son de raza negra en "Scandal" de la ABC, otro thriller de "Shondaland" con Kerry Washington como asesora de medios del presidente.
  • Con un 63% de espectadores no negros, "Pitch", de Fox, es una comedia dramática sobre la primera mujer negra que juega al béisbol en las Grandes Ligas.
  • "Insecure" es la serie de comedia original de HBO co-creada por Issa Rae, nominada al Globo de Oro. Inspirada en la popular serie web de Rae "The Misadventures of Awkward Black Girl", el 61% de los espectadores no son de raza negra.
  • La mitad de los espectadores de la recién llegada "Atlanta" no son negros. La serie, una comedia dramática ganadora del Globo de Oro en FX creada y protagonizada por Donald Glover, se centra en dos primos negros que navegan por la escena del rap de Atlanta.

"Gran parte de la narrativa estadounidense se ha centrado últimamente en una creciente división cultural. Pero los datos de Nielsen sobre la programación televisiva muestran algo diferente", afirma Andrew McCaskill, vicepresidente senior de Comunicaciones y Marketing Multicultural de Nielsen. "Los argumentos con un personaje o una identidad negra fuerte están cruzando las fronteras culturales para atraer a diversas audiencias e iniciar conversaciones. Esta visión es importante para los creadores de cultura y contenidos, así como para los fabricantes y minoristas que buscan crear campañas publicitarias atractivas y de gran impacto."

Algunos de estos programas se adentran en las tensiones del mundo real. Los episodios de "Black-ish" han incluido discusiones sobre la brutalidad policial y los disturbios políticos, provocando un debate en las redes sociales.

Aunque algunos programas con una fuerte identidad negra no atraen a una audiencia mayoritariamente no negra, muchos siguen teniendo una notable audiencia no negra. Uno de los programas más aclamados de las últimas temporadas, "Empire", de Fox, protagonizado por Terrence Howard y Taraji P. Henson como ex cónyuges que luchan por el futuro de una empresa multimillonaria de hiphop, es un ejemplo de ello. "Empire" ha conseguido casi un 40% de espectadores no negros de media cada semana. Curiosamente, tanto STAR, de Fox, como Real Housewives of Atlanta, de Bravo, obtienen cifras comparables.

También es digno de mención el hecho de que una audiencia predominantemente negra -el 63% de los espectadores de Empire- pueda impulsar una serie hasta el éxito de las nominaciones a los Emmy y los premios. Henson se llevó a casa un Globo de Oro a la mejor actriz el año pasado por su interpretación de Cookie, y Cover Girl anunció recientemente una colección de maquillaje inspirada en la exitosa serie. Estos galardones son una prueba más de una recalibración cultural en la que las voces negras se escuchan cada vez más. Esto coincide con el aumento de la riqueza y los niveles de educación, según el informe recientemente publicado "Young, Connected and Black: African-American Millennials Are Driving Social Change and Leading Digital Advancement".

El informe profundiza en los hábitos de gasto y visualización de los afroamericanos en general y cuantifica su mayor apetito por los contenidos televisivos como uno de los motores del espectacular aumento de la programación televisiva diversa. Entre 2011 y 2015, el gasto publicitario de las cadenas de televisión centrado en el público negro (definido como dólares de publicidad colocados en programas con más del 50% de espectadores negros) también aumentó, en un 255%.

*Las cifras de Scandal representan la temporada televisiva 2015-2016.

METODOLOGÍA

Los datos de este artículo proceden de Nielsen NPOWER, Personas mayores de 2 años, Emisión y Cable, En directo +7 días, TV con Digital, TV con Vídeo a la carta (VOD), 19 de septiembre de 2016-1 de enero de 2017.