Ir al contenido
Información > Medios de comunicación

El dramatismo de lo digital: cómo funcionan los géneros de los programas más allá del visionado tradicional

Lectura de 3 minutos | Marzo de 2019

Se ha hablado mucho de la nueva revolución digital que los consumidores están disfrutando. Al fin y al cabo, este nuevo mundo, donde sea y cuando sea, les ha dado más opciones para conectarse con el contenido en sus términos y en sus horarios.

Sabemos que, aunque la televisión lineal -así como el propio cristal de la televisión- mantiene una gran relevancia en la industria de los medios de comunicación y entre los espectadores que buscan la mejor manera de ver contenidos de primera calidad, los responsables de marketing y programación tienen oportunidades adicionales para conectar con estos consumidores más allá de los medios tradicionales a través de nuevas plataformas y dispositivos.

Sin embargo, el sector ha tenido dificultades para establecer métricas en torno a esta "adición digital"... hasta ahora, claro.

Un reciente estudio de Nielsen que aprovechó las clasificaciones de contenido total hizo precisamente eso. Ha revelado los aumentos reales que las plataformas digitales dan a determinados géneros de programación y ha descubierto que ciertos tipos de programas tienen aumentos más pronunciados que la emisión lineal por medio de la contribución digital de los dispositivos conectados, los ordenadores y los dispositivos móviles.

on-demand En concreto, el estudio se centró en el visionado diario durante un mes normal en la televisión en directo, los DVR y las fuentes de vídeo a la carta (VOD) en 312 programas diferentes de diversos géneros. También se hizo lo mismo con el vídeo a la carta de dispositivos conectados (como un dispositivo Roku), el ordenador y el móvil para ver qué tipos de programas impulsaron la mayor subida digital entre los diferentes grupos demográficos de edad.

Así pues, ¿qué géneros impulsaron los mayores ascensos digitales más allá de las emisiones lineales?

El estudio reveló que las series de televisión por cable -que aumentaron su audiencia en un 9%- se dirigieron a los espectadores independientemente de dónde y cómo las vieran digitalmente. En la programación de las cadenas de televisión, las comedias y los programas de telerrealidad aumentaron un 8% cada uno. Incluso el género con el menor aumento, los programas de entrevistas de comedia, experimentó un aumento del 1%, lo que no es de extrañar si se tiene en cuenta la cantidad de espectadores devotos que sintonizan cada noche.

Si se quiere saber quiénes son los que impulsan estos ascensos digitales de los dramas por cable, los "actores" principales son los consumidores de 18 a 24 años. De hecho, las series de televisión por cable aumentan en un 22% su audiencia a través de fuentes digitales entre este grupo de edad. En cuanto a las comedias de televisión, el aumento en el grupo de 18 a 24 años es aún más pronunciado, con un 27%.

En este sentido, el análisis ha revelado que cuanto mayor es el grupo demográfico, menor es la contribución que reciben los dispositivos digitales. Esto sigue un patrón similar independientemente del género y habla de la adopción y el uso de la tecnología en sí, tal vez.

Más allá de los ascensos que el visionado digital da por encima de la emisión lineal, el estudio también se adentró en la contribución real de visionado que estas formas relativamente incipientes de ver proporcionan a los géneros de programación.

El estudio reveló que entre todas las personas (mayores de 2 años) para los episodios analizados, el 64% de los visionados realizados a los dramas por cable fueron no en directo a través de un DVR/VOD o digitalmente en un ordenador, móvil o dispositivo conectado VOD. Este género fue el más alto en contribución digital, seguido de los dramas policiales emitidos (56%), los reality shows por cable (52%) y las comedias emitidas (49%). Los programas de entrevistas basados en la comedia -que a menudo tratan temas de actualidad- se llevaron la mayor parte de la audiencia en directo, con un 80%.

Para las marcas, los vendedores o las cadenas que intentan comprender el comportamiento de sus espectadores, saber en qué plataformas -y con quién- resuenan sus contenidos no es una opción, sino un imperativo comercial. Descubrir esta información es fundamental para entender el panorama actual y puede ayudar a determinar las formas más eficientes para que la industria actualice y optimice las estrategias omnichannel y conduzca efectivamente el ROI.

es