Ir al contenido
Información > Medios de comunicación

El cerebro bilingüe

1 minuto de lectura | Junio 2014

Los hispanos y los millennials son dos de los grupos de consumidores de más rápido crecimiento y cada vez más importantes en EE.UU. Así que no es de extrañar que los profesionales del marketing estén ansiosos por entender cómo conectar con estas poblaciones. Pero para captar a los que pertenecen a ambos grupos, los Millennials hispanos, es imperativo entender el impacto del idioma para optimizar los mensajes para este grupo demográfico que se identifica cada vez más como bilingüe.

La investigación ha demostrado que los hablantes bilingües tienen una serie de ventajas cognitivas sobre sus pares monolingües; sin embargo, el impacto neurológico del bilingüismo en la publicidad aún no había sido explorado. Utilizando la tecnología de neurociencia del consumidor propiedad de Nielsen, Nielsen, Univision y Starcom colaboraron para investigar las preferencias lingüísticas no articuladas y su impacto en la publicidad, respondiendo a preguntas clave, como:

  • ¿Responde la población emergente de Millennials bilingües de manera diferente a los mensajes cuando están en español que cuando están en inglés?
  • ¿Cuáles son las mejores formas de llegar y conectar con los millennials hispanos bilingües?
  • ¿Cómo influye el lenguaje de la programación televisiva en la recepción del anuncio por parte del consumidor?

Los resultados confirman que el idioma influye en la recepción de los anuncios e introduce la idea de que la publicidad en español ofrece una ventaja única para las marcas que se esfuerzan por conectar con los millennials hispanos bilingües.

Para conectar, considere el español

La publicidad en español conectó mejor con los bi-lennials en una serie de escenarios, especialmente cuando el contenido de los anuncios era de naturaleza emocional. Los anuncios que presentan una interacción social son, en general, más emotivos y memorables para los bi-lennials en español que en inglés. Del mismo modo, las secuencias de marca fueron más eficaces en español que en inglés.