Ir al contenido
Información > Audiencias

Espabila con las mujeres

3 minutos de lectura | Marzo 2020

En 2028, las mujeres poseerán el 75% del gasto discrecional, lo que las convierte en las mayores influyentes del mundo. Sin embargo, en todo el mundo, las mujeres soportan más cargas domésticas, se sienten menos seguras económicamente y siguen enfrentándose a graves obstáculos en materia de igualdad. Nuestro reciente estudio analiza cómo las empresas pueden replantearse su enfoque de marketing, innovación y diseño de servicios para las mujeres. Los datos muestran que limitarse a hablar de boquilla está restando importancia a las mujeres, fomentando la deslealtad y provocando cansancio.

Mujeres, es hora de hablar

El cambio no es fácil, pero es algo que las mujeres de todo el mundo están deseando, aunque dicen que está tardando demasiado en hacerse realidad. Ya sea que busquen la igualdad salarial, un producto que satisfaga una necesidad real o un puesto en un consejo de administración, las mujeres creen que el cambio verdadero y significativo está llegando con demasiada lentitud.  

En sus propias palabras

Marcas: Ser audaz y auténtico

Para conectar de verdad con las mujeres, las marcas tienen que relacionarse con ellas de una forma que tenga sentido desde el punto de vista cultural y geográfico. Independientemente de dónde se encuentren, las mujeres se interesarán por las marcas y las experiencias que se ajusten a sus necesidades y dejarán de lado el resto. Y a medida que más marcas se adapten y se comprometan, las que no lo hagan seguirán perdiendo el favor de este poderoso grupo demográfico.

Cinco maneras en que las marcas pueden empoderar a las mujeres

Participa en el cambio

Al margen de los productos y servicios, las propias empresas pueden convertirse en defensoras de las mujeres abordando las desigualdades salariales y de liderazgo, así como estableciendo horarios flexibles y opciones para trabajar desde casa.

SUPERAR EL MOMENTO DE "NO VALE LA PENA" PARA MANTENER A LAS MUJERES COMPROMETIDAS

En todo el mundo, las mujeres ganan menos que los hombres y asumen más responsabilidades en el hogar. Esto puede hacer que sientan que no vale la pena. La buena noticia es que las empresas y las marcas están empezando a entenderlo y a comprender que pueden ayudar.

Sandra Sims-Williams, nuestra Vicepresidenta de Diversidad e Inclusión, comparte cómo las empresas y las marcas pueden hacer que todo valga la pena para todos nosotros.